Nuevo

¿bueno O Eterno? Por Qué Lo Bueno Sin Dios No Es Suficiente

3133 pesos con 41 centavos

en 12x 444 pesos con 34 centavos

Envío a todo el país

Conocé los tiempos y las formas de envío.

¡Última disponible!

Garantía

Garantía de la tienda

Sin garantía

Características principales

Título del libro¿Bueno o eterno?: Por qué lo bueno sin Dios no es suficiente
AutorJohn Bevere
IdiomaEspañol
Editorial del libroWhitaker House
Color de la portadaGris
Tapa del libroBlanda
Tamaño de la letraEstandar
Con índiceNo

Otras características

  • Cantidad de páginas: 324

  • Altura: 22.9 cm

  • Ancho: 15.2 cm

  • Material de la tapa del libro: Rústica

  • Con páginas para colorear: No

  • Con realidad aumentada: No

  • Género del libro: Cristianismo

  • Subgéneros del libro: Vida cristiana

  • Tipo de narración: Crecimiento espiritual

  • ISBN: 9781629117010

Descripción

Tapa Blanda - 288 páginas

En estos días, los términos “bueno” y “Dios” parecen sinónimos. Creemos que lo que generalmente se acepta como bueno debe estar en línea con la voluntad de Dios. La generosidad, la humildad, la justicia son buenas. El egoísmo, la arrogancia, la crueldad son malos. La distinción parece bastante clara.
¿Pero es eso todo lo que hay? Si lo bueno es tan obvio, ¿por qué la Biblia dice que necesitamos discernimiento para reconocerlo? Porque lo que parece bueno, no siempre viene de Dios.
En este libro aprenderás:
Que lo que parece bueno, sabio, estratégico y hasta beneficioso, puede ser dañino e improductivo.
A conocer y entender los estándares de Dios, diferentes a nuestros estándares de lo que es “bueno”.
A separar lo que parece “bueno” de lo que es “bueno” según Dios.
A discernir la voluntad de Dios sobre lo que es realmente “bueno” para tu vida.
A alcanzar un nivel de comprensión y plenitud que logrará alinear toda tu vida al propósito presente y eterno de Dios contigo.
¿Bueno o Eterno? no es otro mensaje de auto-ayuda. Este libro hará mucho más que pedirte que cambies tu comportamiento. Te empoderará para involucrarte con Dios a un nivel que cambiará cada aspecto de tu vida para siempre.
Porque lo que parece “bueno”, si no está Dios, no es suficiente